Auda Roig, Vicepresidenta 3ª y responsable de Supervisión de las directorias de las áreas de Congresos, Desarrollo de actividades, Desarrollo de Eventos Virtuales y Desarrollo de actividades pedagógicas de OICP. Nos presenta su último libro que ya está a la venta en Amazón.

La autora nos expone el contenido de su última publicación y el argumentario que desarrolla en el mismo.

No hay que perdérselo porque aporta muchas novedades en la comunicación protocolar. Además de ofrecernos una interesante definición sobre el objeto principal del protocolo.

 “Si al mirar la portada de este libro se preguntó para que perder tiempo

en aprender reglas sobre jerarquía en un mundo cuyas sociedades han

apostado mayoritariamente a la igualdad, debo aclararle que estoy a favor de la equidad y que no veo contradicciones entre equidad y cortesía, pues esta última favorece la comunicación y el diálogo, dando impulso a la armonía entre los seres humanos. Y, precisamente, la armonía en las relaciones entre las personas, es el objeto principal del protocolo.

Es verdad que muchas reglas sociales de antaño han quedado en desuso, pero su actualización o la puesta en práctica de nuevas formas de comportamiento constituyen eficaces herramientas para impulsar una relación respetuosa y armónica, ya en la casa, ya en lugares públicos, ya en fiestas familiares o actos oficiales.

Sin embargo, pese a los cambios con la tecnología, que nos traen nuevos desafíos en cuanto a estilos diferentes de comunicación, aún es posible detectar la herencia de nuestros ancestros, como el saludo mediante el apretón de manos (saludo que hoy día por la pandemia, está siendo reemplazado) pero aun así no deja de ser un signo de cordialidad por excelencia, que también puede ser exteriorizado con ritos, cánticos y ceremonias, como la colocación de banderas o la entonación de himnos. La ubicación de las personas en actos privados u oficiales denota, asimismo, una actitud preferencial.

Esta es la primera obra que presento de “Etiqueta, Ceremonial y Protocolo”. Reúne conocimientos adquiridos en cursos, seminarios, pasantías realizadas en nuestro país y en el exterior, al igual que con la lectura de tratados y publicaciones de reconocidos especialistas internacionales, sea en forma directa o recurriendo a esa inagotable fuente de conocimientos que Internet pone al alcance de nuestras manos.

Espero que este libro constituya un aporte al Ceremonial y Protocolo, y que su lectura sea amena.

Me gustaría recordarles que la cortesía ha tenido su importancia ayer, hoy y seguro la seguirá teniendo mañana, pues las llamadas “Buenas Costumbres” han tenido importancia en todos los momentos de la historia, y han hecho más efectiva la comunicación y los acuerdos a través del tiempo. Por eso, a más de las reglas internacionales, incluye anécdotas que remiten al origen de usos y costumbres de la actualidad.”